El año pasado se dio a conocer que, Cabify, había alcanzado la rentabilidad en el ejercicio de ese mismo año, llegando a obtener beneficios de hasta 2.7 millones de euros.

Sin embargo, la historia cambio, en este 2020, por la situación del COVID-19. Este último ha afectado las reglas del juego y haciendo que cambien, afectando a muchas compañías, entre las cuales, obviamente, se encuentra Cabify.

2019 fue un buen año para Cabify

Hace poco, esta compañía, público su memoria anual de sostenibilidad en la que se incluyen los resultados anuales de 2019. En ella dejó ver que, por primera vez, el unicornio español de la movilidad anuncia beneficios en sus cuentas. Básicamente, esto quiere decir que esta compañía alcanza la rentabilidad con un beneficio neto de 2.7 millones de euros.

Como tal, esto representa una gran subida ya que, si recordamos bien en el 2018, esta tuvo una pérdida de 1.8 millones de euros según los datos del ejercicio. Esto quiere decir que, el 2019, hizo que la compañía sea rentable por primera vez en su historia, algo que lleva tiempo queriendo lograr.

Dichas cifras vienen soportadas por el incremento de su actividad, concretamente un 54% en lo que a trayectoria se refiere y un 35% en pasajeros. Al mismo tiempo, existe un aumento en el registro de ciudades operativas, además de abrirse a un nuevo modelo de negocios.

Como tal, el hecho de que el 2019 haya sido un año rentable para Cabify, es una buena noticia para el sector emprendedor. Sobre todo, si se tiene en cuenta la situación pandémica por el coronavirus que se vive actualmente.

¿Cómo será el 2020 para la compañia?

Si bien es cierto que esta compañía alcanzó la rentabilidad el pasado 2019, ahora nos encontramos en 2020 y cómo debemos imaginar la situación cambió para todo, incluso para esta compañía.

Para empezar, tenemos que la plantilla de la compañía con 400 empleados, se ha visto afectada por un ERTE, debido a la reducción de jornada.

De hecho, los conductores, que en su mayoría no dependiente directamente de la tecnología y operando por medio de empresas VTC, ha llevado a los despidos temporales. Sin embargo, hay que mencionar que Cabify no ha aportado cifras sobre su actividad durante la pandemia. El Taxi ya apunta a una reducción de más del 70% de su actividad y sus rivales directos.

Esto quiere decir que se registra una pérdida de beneficios de miles de euros para todas las partes. Podemos poner como ejemplo, Uber, esperaba para este año una enorme rentabilidad y ahora ve este año como uno desastroso para sus cuentas.

No obstante, si pasamos de nuevo al caso de la compañía Cabify, está índico por medio de un comunicado que los buenos resultado que obtuvieron en 2019, van a ser de gran ayuda para amortiguar la baja de actividad por causa de la crisis de coronavirus.

A pesar de que probablemente sea un mal año, la rentabilidad del año pasado, ayudará en la baja de actividad de este año.