Generalmente, el hecho de mantener nuestro dispositivo conectado a la red puede ser buena idea. Es importante que, sepamos cómo desconectar Windows de la Red, sobre todo si queremos que ninguna de las aplicaciones que tengamos instaladas, pueda acceder a internet.

Métodos para desconectar Windows de la Red

Si tienes instalado Windows 10 es muy probable que te hayas dado cuenta que muchas de las funciones que tiene están de una forma y otra relacionada con las redes e internet.

Este hecho nos permite monitorizar el tráfico de internet en el equipo y en caso de que no detecte una conexión óptima, se desconecta. Con esto en mente, debemos saber desconectar nuestro sistema operativo de la red es importante y para ello, podemos usar los siguientes métodos.

Desactivar el adaptador de red

La primera opción que tenemos para desconectar Windows de la Red es por medio del adaptador de red. Esto es algo que se puede hacer a nivel de software desde el propio sistema operativo. Para ello, hay que encontrar al apartado de inicio, escribir “Panel de control” y luego “entrar a Red e Internet”.

Una vez que estemos allí adentro debemos entrar al Centro de Redes y Recursos Compartidos y al apartado de Cambiar configuración del adaptador. Allí, debemos seleccionar el adaptador que no queremos que esté conectado y damos clic derecho con el ratón y clic en Desactivar.

Directiva de grupo

Por medio de la directiva de grupo podemos desconectar Windows de la Red. En este caso debemos presionar la tecla de Windows + R y escribir gpedit.msc. Ejecutamos el comando y seleccionamos la opción de Configuración de equipo > Plantilla administrativas Red > Administrador de Conexiones de Windows.

En este apartado, debemos hacer doble clic en la opción de Habilitar Windows para desconectarlo de forma no forzada.

Cortafuego o Firewall

El uso de cortafuegos es bastante común en los computadores por lo que seguramente ya sabes de lo que se trata. Esta es una herramienta con una cantidad interesantes de funciones, entre las cuales encontramos poder desconectar nuestro sistema operativo de la red. Incluso, podemos elegir qué aplicación o aplicaciones no queremos que se conecten a la internet.

Se debe mencionar que, podemos descargar un nuevo contrafuego o utilizar el que viene incorporado en el Windows 10. Aunque, si bien el Firewall que posee Windows está bien, si quiere algo más avanzado puedes probar con otras opciones.

Registro de Windows 

Por último, pero no menos importante, podemos usar el registro de Windows, un proceso que si bien es bastante efectivo no todo el mundo sabe cómo hacerlo. Si este esté tu caso presta atención a la siguiente explicación.

Lo primero que debes hacer es realizar la combinación de teclas; Windows + R. Ahora, debes escribir Regedit, aceptar y acceder al registro. Dentro del registro, debemos ir a la siguiente dirección; HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Policies\Microsoft\Windows\WcmSvc\GroupPolicy.

Cuando ingresas, debes crear por completo un nuevo valor. Para ello, tienes que hacer clic en parte superior y hacemos clic en “Nuevo DWORD de 32bits”. Por último, lo que debes realizar es colocarle el siguiente nombre: SoftDisconnectConnections.

Cuando hayamos creado dicho valor debemos hacer doble clic encima y nos saldrá un valor 0 lo que quiere decir que está deshabilitado. Lo que debemos entender es que al ver el valor 1 es que está activado.