Los problemas en la red Wi-Fi son de lo más molesto para cualquier persona por lo que la llegada del Google Nest Wifi plantea una solución para este problema. Este producto está compuesto por un router y un extensor mesh.

Aparte de ello, se integra un altavoz compatible para el asistente de Google. Básicamente, se trata de un producto para el hogar. Algo que, comenzó con los routers inteligentes de la compañía, Google Wi-Fi por lo que se podría decir que los Nest Wi-Fi son la renovación de los mismos.

Nest Wifi busca dar una mejor conexión

Uno de los objetivos del Google Nest Wifi es lograr extender la señal Wi-Fi ya que los router y los puntos Nest Wifi logran establecer entre sí una red mesh. Básicamente, esta tecnología, logra gestionar la conexión con mucha más eficiencia que con los repetidores de señales Wi-Fi.

Entre los aspectos que destaca de este producto es que es inteligente por lo que memoriza el estado de los diferentes nodos. Además, busca siempre la mejor manera de proporcionar una conexión de calidad a cada dispositivo.

Para lograr esto, redirige a cada dispositivo al canal más favorable, la frecuencia apropiada y la proporción de conexión con el nodo más aceptada.

Gracia a todo esto, se logra mejorar considerablemente la conexión Wi-Fi logrando que sea homogénea a lo largo de la vivienda, sin importar el número de punto que el usuario haya instalado.

Por otro lado, está el hecho de que el cambio entre los nodos es algo automático para los usuarios, lo que quiere decir que la situación contrasta con la de muchos sistemas basados en convencionales. Otra ventaja con las que cuenta el Nest Wifi, es que al operar como una red Wi-Fi única, será mucho más sencillo interactuar con ciertos dispositivos de un hogar conectado.

¿Qué destaca de este dispositivo?

Sin duda alguna el Nest Wifi cuenta con varias ventajas, sin embargo, lo que más destaca es el hecho de que este sistema es fácil de usar y de configurar. En otros productos similares, pueden ser una odisea.

Lo primero que debemos conocer es que el router se conecta a la red eléctrica y al modem del operador (por medio de un cable de red). Con respecto al punto de acceso, este producto lo único que necesita es un punto de electricidad.

En lo que sería su configuración, solo basta con abrir la aplicación Google Home que se encuentra disponible para Android y iOS. Una vez realizado esto debemos comenzar con asignarle un nombre a la red, escoger una contraseña y vincular los puntos de acceso adicionales. De este modo, la red estará configurada y dando servicio por todo el hogar.

Un punto importante a mencionar es que Google Nest Wifi es retrocompatible, con esto nos referimos a que los que poseen Google Wi-Fi pueden enlazarlo con este nuevo sistema para extender el rango de señal.

Sin embargo, este no es un sistema compatible con Wi-Fi 6 que es el estándar que cada vez más se aplica en los productos tecnológicos en su interior.