El nuevo producto de Samsung no es un móvil ni un televisor, en vez de ello se trata de una tarjeta de débito que recibe el nombre de Samsung Money.

Siendo esta la primera incursión de la empresa en el sistema bancario. Este paquete está compuesto por una tarjeta de débito y una cuenta corriente, estando ambas vinculadas a Samsung Pay.

¿Cómo es la Samsung Money?

A comienzos de mayo, Samsung, ya había hablado sobre su entrada al sistema bancario. Lo primero que dio a conocer fue el nombre comercial de su producto, Samsung Money. El cual desarrollo de la mano de SoFi y se va a integrar con Samsung Pay.

El paquete, comenzará estando disponible en Estados Unidos, y se compondrá de una tarjeta de débito y una cuenta corriente.

Para las personas que estén interesadas en contratar este servicio, lo podrán hacer desde cualquier móvil el cual es compatible Samsung Pay. Al momento que esté operativo, este será el punto de encuentro para cualquier tipo de gestión que se vaya a hacer con la tarjeta o cuenta bancaria.

La tarjeta emitida por SoFi es una Mastercard de débito, lo que quiere decir que podemos gastar tanto dinero como tengamos disponible en la cuenta corriente asociada. Esto es algo bastante interesante, ya que permite diferenciarlo de la Apple Card, siendo esta última de crédito. Por ende, permite fraccionar todas las compras realizadas a lo largo del mes.

¿Samsung Money cobra alguna comisión?

Uno de los puntos que hay que destacar sobre la tarjeta de débito es que no tiene ningún tipo de comisión, según lo explicado por la página de la empresa.

Bajo ningún tipo habrá una comisión, ni transacciones en otros países, ni por mantenimiento, ni por retirar dinero en efectivo, siempre que se haga por medio de uno de los 55.000 cajeros de la red Allpoint.

Por otro lado, debemos mencionar que las cuentas están aseguradas por la Federal Deposit Insurance Corporation hasta un importe de 1.5 millones de dólares. Aparte de esto, los clientes, que tengan este servicio van a recibir puntos para el programa de Samsung Rewards por cada compra que hagan. Dichos puntos, luego, pueden ser cambiados por productos de la marca, entre otras cosas.

Este no es el primer producto financiero de empresas tecnológicas

Una verdad indiscutible es que Samsung no es la primera empresa tecnológica que ha trabajado en este proyecto. El caso más conocido es la Apple Card, que fue creada de forma conjunta con el banco Estadounidense Goldman Sachs.

Para ellos, se hizo una propuesta basada en cinco pilares. Entre los cuales se incluyen no cobrar comisiones por su uso, lo datos de las transacciones son privados, todas las operaciones se realizarán con facilidad desde un iPhone y tiene diversas medidas de seguridad.

Mas allá de Apple, está el caso de Huawei, que tiene una propuesta disponible para su país natal y de igual modo esta Google. En este último caso, la empresa, estaría pensado lanzar una tarjeta de débito asociada a una cuenta corriente bajo la marca de Google Pay.